JUAN PERUCHO, TODO UN DESCONOCIDO QUE NO PARAMOS DE OIR

Muchos de los productos audiovisuales que consumimos como series o películas están hechos en el extranjero. A diferencia de otros países en españa la tradición es traducir estos productos y no ofrecerlos en versión original. Aquí entra en juego la figura del actor de doblaje, la profesión de Juan Perucho. Sus voces están siempre presentes pero si los viésemos por la calle no los reconoceríamos. Amante de su trabajo, humilde y con ideas claras, nos habla de su vida profesional:

PREGUNTA- ¿Cuántos años lleva en la profesión?

RESPUESTA- 24 ó 25, por ahí.

P- ¿Cómo se interesó por el doblaje?

R- Alguna vez en un trabajo en televisión me lo dijeron. Me acuerdo de una maquilladora que me preguntó si había intentado hacer doblaje y que a lo mejor servía por mi voz. Poco a poco conocí a gente, me interesó, me metí en una escuela a pesar de que yo ya había hecho arte dramático, y así entré.

P-¿Cuál ha sido el personaje con el que más ha disfrutado?

R- Disfrutar se disfruta cuando la película que vas a hacer y la interpretación son buenas. Trabajos he hecho casi siete mil. Claro, ahora están Los Simpson, Padre de Familia… Con cariño recuerdo una serie que se llamaba Dinosaurios, los guiones eran buenísimos. Luego hay algunos trabajos un poco punteros como Batman Vuelve, donde hice a Dani Devito que era un pingüino. Fue bastante curioso, ya que casi estuve a punto de irme a Italia a doblarlo en italiano.

P- ¿Cuál es el proceso para meterse dentro del personaje?

R- El truco es bien fácil: hay que respetar el original. Es decir, que parezca que hable él, ese es el secreto. Hay parte del oficio que se aprende y también hay mucho de intuición.

P- En las series de humor os tendréis que aguantar en muchas ocasiones la risa, supongo.

R- Claro. Incluso hay veces en las que el compañero que habla antes que tú te hace tanta gracia que te tienes que tapar lo oídos… Pasan cuarenta intentos hasta hacerlo sin risas.

P- ¿Dibujos animados o personas reales?

R- Me gustan ambas cosas. Lo que pasa es que el dibujo animado te deja más libertad. Cuando un dibujo animado es muy plano eso te permite hacer el umbral de interpretación mucho más amplio. Me explico, una cara real tiene una expresión que tú tienes que calcar, sino rebasas el límite y no es creíble. Y el dibujo animado sí que te permite más sobreactuación. Cada uno tiene su técnica

Dos hombres y una voz, Peter Griffin y Juan Perucho

Dos hombres y una voz, Peter Griffin y Juan Perucho FUENTE: elaboración propia

P- Se dice que el doblaje históricamente era un instrumento de la censura…

R- Hay una cosa que no es cierta: que el doblaje fue invención franquista. El doblaje empezó en la Segunda Republica, en 1983 más o menos, y el primero que dirigió doblaje fue Buñuel. Luego sí, la censura actúa y cambia cosas, pero eso no es culpa del doblaje ya que cambió cosas en todo… Además, en la actualidad también existe censura. Por ejemplo, existen grandes compañías como Disney en las que no se pueden decir algunas palabras porque sean ofensivas para los niños, y se camuflan. Pero hay películas en las que un “joder” es sustituido por un “cáspita” porque la política de la empresa es así, se sigue la corrección. Luego lo de la censura es una cosa que existió, y en la actualidad también existe.

P- ¿Cree que su profesión está suficientemente valorada?

R- ¿Cuándo está bien un trabajo en doblaje? Cuando no se nota. Luego el trabajo lleva implícito el anonimato. Nunca se dice de una película qué bien ha estado fulano de tal doblando a fulanita de cual, no. Sino que se dice qué película tan bonita y qué bien ha estado Jim Hoffman. El doblaje es como un árbitro, cuando se habla de él en un partido es porque se le ha notado demasiado. El truco y el bienhacer es que no se note. Reconocimiento entre la gente del mundo de la interpretación sí que hay.

P- Se ve que le gusta su trabajo. ¿Futuros proyectos?

R- Los que vengan. Llega un momento en el que eres uno más del tinglado. Lo que no hay que hacer es cerrar puertas. Hay gente que se aferra al poder, que se meten a dirigir doblajes, y llaman a los amigos para que los amigos les llamen a ellos…etc, etc. Eso es algo que hace ya tiempo yo deseché. Que me llamas y estoy agustito pues voy y trabajo. Y proyectos los que vengan, pero sí hay por ahí algo… (Risas)

Él forma parte de un equipo que hace que los mejores actores y actrices extranjeros aparezcan en nuestras pantallas hablando nuestro mismo idioma. Peter Griffin (protagonista de la serie de dibujos Padre de Familia) o el Pingüino protagonizado por Dani Devito en Batman Vuelve son algunos de los personajes a los que Juan Perucho ha prestado su voz.

Anuncios

1 comentario »

  1. […] Muchos de los productos audiovisuales que consumimos como series o películas están hechos en el extranjero. A diferencia de otros países en españa la tradición es traducir estos productos y no ofrecerlos en versión original. Aquí entra en juego la figura del actor de doblaje, la profesión de Juan Perucho. Sus voces están siempre presentes pero si los viésemos por la calle no los reconoceríamos. Amante de su trabajo, humilde y con ideas claras, nos habla de su vida profesional. (+) […]


{ RSS feed for comments on this post} · { TrackBack URI }

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: